Menu

Bodas después del Confinamiento

Bodas después del Confinamiento

La Covid19, la primera gran pandemia del siglo XXI, ha llegado a nuestras vidas con el propósito de quedarse, y con ello cambiar muchas de nuestras costumbres y tradiciones sociales, culturales, profesionales y personales. Nuestros usos y comportamientos ya no son los mismos desde que irrumpiera con fuerza en el ocaso invernal, y conceptos como distancias de seguridad, uso de mascarillas, evitar muestras de afecto que impliquen contacto, que ni contemplábamos con anterioridad, se han convertido en cotidianos por cada uno/a de los ciudadano/as.

Es evidente que este nuevo comportamiento social ha afectado a muchos sectores profesionales de nuestro país, más allá de los dos meses de confinamiento donde la actividad laboral se redujo al mínimo. El sector turístico y hostelero, el más importante de la actividad económica de nuestro país, ha resultado ser el más afectado, y el que tiene obligatoriamente que adaptarse a la nueva situación para poder seguir manteniendo su ejercicio. Pero no ha sido el único.

El sector de eventos y bodas ha resultado especialmente dañado por la llegada del virus. En actos lúdicos y celebrativos tan vinculados a la cercanía social, necesariamente tiene que dejar su impronta tan diminuto ser. Lógicamente la instauración del estado de alarma provocó inmediatamente la suspensión de todos los eventos y bodas y su no celebración. Pero cuidado, no su cancelación, si no su aplazamiento; como indica el principal portal de bodas de España, Bodas.Net, el 95% de las bodas previstas de celebrar durante la época de confinamiento, sólo se han aplazado, no cancelado. Es decir, eventos va a haber, más pronto o tarde, pero va a haber.

BODAS EN FASE 2 Y BODAS EN FASE 3

Y así llegamos al momento actual donde el territorio nacional se reparte entre distintas Fases de Desescalada del confinamiento, como previos pasos al final del estado de alarma que nos incorpore a la Nueva Normalidad. Fases que nos permiten una limitada vuelta a celebraciones familiares y sociales bajo, eso sí, unas medidas de prevención y seguridad estrictas.

En este momento, y dependiendo de la zona donde te encuentres, celebrar una Boda supone estar sujeto/a a unas condiciones muy particulares, como por ejemplo:

- Las ceremonias (civiles o religiosas) no podrán superar el 50% de aforo, si es interior, o del 75% si es exterior, estableciendo un máximo de 150 personas en Fase 3, o de 100 en Fase 2.

- Las celebraciones del enlace deberán ser obligatoriamente en exterior en Fase 2 (al 50% de capacidad del espacio). En Fase 3, donde ya sí se permite la celebración interior, esta no puede ser superior al 40%.

- Por supuesto que en todo momento se ha de garantizar la distancia de 2 metros entre personas (si no son personas residentes en el mismo domicilio), extremando la higiene y desinfección en todo momento.

Ciertamente un escenario poco atractivo, pero que ha empezado a animar a parejas e invitados a celebrar la felicidad de la vida, ya tenga esta dentro Covid19 o no.

BODAS EN LA NUEVA NORMALIDAD

21 de Junio. Domingo. Ese es el día esperado por todas y todos. Es el día que finaliza el estado de alarma y la vuelta a la normalidad. Una normalidad que ya sabemos no va a ser normal. Una nueva Normalidad. Una normalidad donde debemos convivir con el coronavirus y evitar que vuelva a originar un brote peligroso para la salud de las personas y la sanidad pública. Una normalidad en la que deberemos seguir cumpliendo protocolos de seguridad y sanitarios.

¿Y cómo va a afectar la Nueva Normalidad a las Bodas?

Es evidente que planificar y organizar un enlace matrimonial y su celebración no va a ser igual que antes de la llegada del virus. Aunque ya no existan limitaciones de aforos en los espacios, sí que deberemos garantizar la seguridad de todas las personas invitadas al evento. Y hacerlo que no provoque molestias o incomodidades. La distancia de seguridad mínima de 1,5 metros, el uso de la mascarilla y la continua desinfección de las manos, deberán ser condicionantes imprescindibles de cara a organizar la boda de tus sueños.

Pero ¿quién no dice que no vayamos a pasarlo bien? Te damos algunas ideas

- Microweddings. Realizar bodas en formato más reducido con pocas personas invitadas para garantizar la seguridad y confort. Para ello el uso de Carpas para exterior puede ayudar mucho a solucionar problemas de espacio y redistribución. Vamos a usar más el exterior, eso es evidente.

- Detallismos en la desinfección. Si organizamos un enlace matrimonial debes tener en cuenta ofrecer geles desinfectantes, mascarillas o guantes. Pero claro, se puede ofrecer de una manera más elegante y vistosa. Como por ejemplo botellitas de gel personalizadas en bolsitas, toallitas en pequeños paquetes o mascarillas personalizadas con el evento.

- Bodas por capítulos. Ceremonias que se celebran primero de una forma íntima y luego con todos los invitados o enlaces múltiples que separan en varios grupos en días diferentes a los invitados en el mismo día o en días consecutivos, organizando así fiestas independientes.

- Los banquetes deberán ser servidos en plato en todo caso, obviándose el self-service o el uso de platos a la mesa. Evitar que los comensales accedan de forma directa a la comida.

- El uso de la tecnología. Preparar digitalmente las listas de boda, con pago electrónico para hacer los regalos, restransmisión online de la ceremonia, visita virtual del lugar de celebración… Todo sea por mantener las distancias de seguridad.

En definitiva, el virus ha venido a quedarse, y hasta que no tengamos vacunas debemos convivir en normalidad con este elemento. Debemos ser cautelosos, extremar las medidas de seguridad, pero no por ello no poder volver a nuestra vida normal, a nuestros encuentros familiares o con amigos, a nuestras celebraciones y a nuestros eventos.